sábado, 6 de octubre de 2007

Primer contacto con las pistas del Master Series


El viernes pasado, tuvimos la oportunidad de tener el primer contacto con las pistas donde se disputará el Master Series de Madrid.

La organización del torneo nos llamó, para que entrenáramos un poco en la pista 3, que era sólo de entrenamientos el año pasado y que este año la han convertido en una nueva pista de competición, donde se jugaran partidos de qualy y del cuadro final de dobles. Han puesto una grada detrás de uno de los fondos de la pista, que será para unas 200 personas o más.

Christian y " Chemi", encargados de la organización del torneo, nos comentaron que querían saber que tal estaba la iluminación de la nueva pista 3 convertida en pista de competición.

Alcorta y yo estuvimos entrenando durante hora y media y lo que notamos es que en algiunas partes de la pista se notaba mucho más la iluminación que en otras. Sobre todo lo notamos en la zona de la línea de fondo, donde existe una mayor iluminación. Era curioso, porque cuando me venia la bola la veia distinto, que justo antes de golpear. Parecía como si se iluminara más y notaba más nítido el color amarillo de la pelota.

De todas formas, la luz en esa pista es correcta y se pueden disputar partidos sin ningún problema.


Christian y Chemi me comentaban que estaban un poco nerviosos por el hecho que este año habría sólo dos pistas de entreno para los jugadores, debido a que la pista tres, que era también de entreno el año pasado, la convertían en una pista para jugar partidos.

Yo le dije, que los jugadores lo van a notar, pero que no es normal en torneos indoor tener tres pistas de entrenamiento en el mismo lugar donde se juega la competición. Normalmente los torneos indoor se juegan en una pista cubierta sin pistas de entreno alrededor, salvo excepciones. En muchos sólo existe una pista y se juegan todos los partidos allí, sin posibilidad de entrenar, claro está.

Así que el hecho de tener tres pistas de entreno el año pasado era un privilegio y este año tener dos pues no está nada mal .


En cuánto a las sensaciones que tuvimos de la pista con la superficie de Green Set, nos dimos cuenta que la pelota bota bastante alto, pero que, aunque la superficie no sea muy veloz, las bolas y las condiciones que tiene Madrid con la altura de 600 metros y bajo techo hacen que se convierta en una pista, para mi gusto, muy rápida y en dónde el saque y los restos cobran muchísima importancia con estas condiciones.


Sin lugar a dudas, veremos un gran espectáculo, con los mejores jugadores del mundo y seguramente los organizadores estén rezando para que se dispute una nueva final entre Rafa Nadal y Roger Federer. No estaría mal, tanto para la organización como para el público madrileño, que siempre responde acudiendo a ver en directo este gran evento.