sábado, 12 de enero de 2008

Los tenistas españoles dejan buenas sensaciones a las puertas del priemer Grand Slam del año en Australia





Noticias positivas para los jugadores españoles en este comienzo de año. Rafael Nadal y Juan Carlos Ferrero jugaron la final de Chenai y Auckland respectivamente. No pudieron alzarse ninguno de los dos con el título, pero nos dejan muy buenas sensaciones cara al Open de Australia que comienza el próximo lunes.





Quizás Nadal dejó alguna duda por la aplastante derrota que tuvo en la final contra el ruso Youhzny, ya que sólo pudo arrebatarle un juego. Pero hay que tener en cuenta que el partido de semis lo ganó en casi cuatro horas ante su amigo Carlos Moyá y todo ese esfuerzo tuvo que pasarle factura en la final.












En cuanto a Ferrero, se le nota un cambio de mentalidad en cuanto a su juego. Se ha dado cuenta que ya no jugaba como hace años, dominando con su derecha y jugando muy cerca de la línea. En los últimos 3 años, está jugando un metro por detrás de la línea y corriendo demasiado. Parece como si su velocidad de bola la haya perdido, sobre todo con su derecha. Pero creo que también es una cuestión mental y que el tenis evoluciona mucho y cada vez salen más jugadores que son capaces de jugar a un nivel más alto que él.
Creo que se ha dado cuenta de eso y sus objetivos ya no son los de volver a ser número 1 o ganar algún Grand Slam. Antes tenía esa mentalidad. Ahora quiere centrarse en volver a su juego de antaño, para ver si en un futuro vuelve a meterse entre los grandes.

Mi opinión es que está muy bien ese cambio de mentalidad, pero quizás debería también evolucionar en aprender nuevas cosas tanto táctica como técnicamente, porque sólo con intentar dominar más, jugar cerca de la línea y pegarle fuerte a la bola no basta. Debería leer mejor los partidos, cuando atacar y cuando defender. Variar más con su saque y cerrar más jugadas en la red.

Yo soy de la opinión que, hasta el número uno del mundo, puede evolucionar en su juego o en su tenis. Lo que hay que hacer es saber qué hay que mejorar, estar dispuesto a mejorarlo, es decir, ser valiente para hacerlo y desarrollarlo en partidos de competición.





No sólo Ferrero y Nadal son los únicos españoles que nos pueden dar alguna alegría en Melbourne. Carlos Moyá está con una confianza increíble y con su ambición intacta.
Y, pese a perder en segunda ronda, Fernando Verdasco está en un gran momento de forma y como ya hemos venido anunciando, nos dará muchas alegrías este año.


Por supuesto David Ferrer es, después de Nadal, el español que más confianza inspira en estos momentos y favorito a llegar a las rondas finales.










En chicas, hay que destacar la victoria en dobles de Vivi Ruano Y Anabel Medina en Hobart. Incombustible Vivi en el doble, añadiendo una nueva victoria en su dilatada carrera.





Esperemos que con esta victoria, Anabel coja confianza también para el individual y haga un buen papel en el Open.










4 comentarios:

Anónimo dijo...

A ver si en Australia podemos ver a los españoles dominar, creo que han cambiado la superficie de juego, a algun tipo de goma.

Cierran la central por el calor?

Estaría bien contactar con los de la tele a ver si en vez de dar singles enlatados pudieran dar algún dobles.

Parece que el plus no está muy motivado...los americanos tienen canales sólo tenis...Quizas en TDT se podría

Un fuerte abrazo, te seguimos campeón.

Marokina Hispanica dijo...

Q pena para Carlos Moya perder contra Koubek =( ahora nos quedan Rafa-Tommy (se le aparecio la virgen durante su partido segul èl hehe)Verdasco q ha derrotado al francès ascione feli tb y FeRRu así q suerte a todos!!!

Anónimo dijo...

Una pena lo de Moyá, a ver si se centra un poco, porque le quedan pocos años de buen juego y tiene que aprovecharlos.
Suerte para Verdasco, que tiene un potencial de locos aunque le pierde la cabecita.
Sigue escribiendo Jacks, eres un crack.
Salu2 desde Barna

Jacobo Diaz dijo...

El techo de la central se cierra cuando llueve y creo que también se cierra si el calor es extremo.

Los partidos de dobles es difícil que los retransmitan por la baja cobertura e interés que tienen, para sponsors, aficionados y directores de los torneos. Es una pena.

Lástima Carlos que lleva unos cuantos años que se le atraganta el Open de Australia.