lunes, 21 de enero de 2008

Tsonga-Djokovic final inesperada en Australia. Sharapova se hace con el título femenino



Djokovic será el rival de Tsonga en la final del Open de Australia que se disputará mañana domingo a partir de las 9:30 de la mañana hora española.


El serbio ganó en tres sets a un Federer que parece que empieza a ser humano y que en ningún momento pudo meterse en el partido.


Final inesperada la que nos espera entre Tsonga y Djokovic, que buscarán ganar su primer "Grande" en sus respectivas carreras.








Sharapova ganó su tercer Grand Slam en su palmarés y su primero en Australia venciendo Ana Ivanovic en una final que no fue de gran calidad, pero sí emocionante y con muchos nervios de las dos jugadoras, por lo que estaba en juego.


La rusa tuvo más determinación en los momentos claves y tuvo más "hambre" de ganar que la jugadora serbia, por eso acabó llevándose el partido.


"La final del glamour" , como la habían bautizado algunos medios de comunicación, probablemente, no será la última que veremos entre éstas dos jugadoras y seguro que Ana Ivanovic afrontará muy diferente ese partido en una hipotética nueva final de Grand Slam.

Tsonga destroza a Nadal


Era la primera vez que veía jugar a Tsonga y me ha impresionado. Ha hecho todo bien y ha desquiciado a Rafa porque no le ha dejado entrar nunca en el partido. Le ha pasado por encima. Ha sido una explosión de tenis de calidad y fuerza física impresionante. El francés lo hace todo bien. Saca, resta, tira fuerte tanto de derecha como de revés y resta muy bien y además es un atleta y se defiende increíble. Un jugador así tiene que explotar tarde o temprano y le ha tocado en este Open de Australia. Veremos en el futuro si se consagra como un crack del tenis, porque jugar a este nivel durante todo el año es muy difícil, pero lo tiene todo para convertirse en uno de los elegidos dentro del mundo del tenis.



Quizás Rafa Nadal, no ha planteado muy bien el partido, aunque por lo que había leído de sus declaraciones, tenía claro cómo jugarle ya que el año pasado le había ganado en el Us Open. No por la táctica, sino quizás por un exceso de confianza, por haberle ganado ya anteriormente.


Creo que le ha sorprendido el nivel y la determinación que ha tenido el francés a la hora de jugarle los puntos. Le ha faltado agresividad, ha jugado muy conservador, esperando que Tsonga bajara el nivel que estaba ofreciendo en el primer set. Pero no ha sido así y no ha bajado en ningún momento la intensidad.


Pese a todo, Nadal ha conseguido llegar a semis en Australia y sigue mejorando sus números, ya que nunca había alcanzado esa ronda en Melbourne.

Y también es bueno para el tenis que salgan jugadores como el francés, porque hace que haya más competencia en el circuito y que no siempre ganen los mismos.




Cambiando de tema, hoy me han comentado que Rafa Nadal y creo que Tommy Robredo han renunciado a jugar la Copa Davis. Si es cierto, esta decisión traerá cola, ya que la Federación Española de Tenis no pasa por su mejor momento, sobre todo por el último caso de los juveniles Boluda y Martí, que les han apartado del equipo nacional para representar a España en competiciones Júnior internacionales.


Estaremos atentos

No pudo ser


No fue el día de David Ferrer. El resultado lo dice todo, 60 63 75. Sólo en el tercer set, parecía que podía remontar al salvar 5 pelotas de partido a favor de Djokovic con 5-3 a favor de éste. El serbio tuvo dudas y David pudo igualar a cinco. Pero poco le duró la alegría ya que el número tres del mundo rompió el servicio del español y sentenció el partido con su saque.


También se esfumó la posibilidad de que Nadal pudiera ser número uno del mundo si Roger Federer perdía su partido de cuartos y el manacorí ganaba el torneo.

El suizo no falló y pasó a semifinales derrotando a un James Blake que jugó un gran partido, pero no fue suficiente para doblegar al número uno del mundo.


Parece que el Open de Australia es cosa de tres, salvo que el francés Tsonga diera la gran sorpresa y se alzara con el título.

Yo apuesto por una nueva final entre los dos mejores jugadores del mundo, Nadal y Federer.

Nadal a un paso de la final


Rafa Nadal está solo a un paso de jugar la final del Open de Australia como ya hicieron Carlos Moyá y Andres Gimeno en años anteriores. El francés Tsonga, que es la gran sorpresa del torneo, es el único escollo que le queda por superar.

El manacorí superó claramente al finlandés Nieminen, que sólo opuso resistencia en el primer set del partido. No ha perdido ningún set en todos los partidos que ha disputado y la sensación que nos transmite es que puede ganar su primer Open de Australia e incluso alcanzar el número uno si Federer tropieza en su partido de cuartos.
Aún ganando en tres sets, el jugador español sigue siendo muy exigente consigo mismo y declaró que no había sido su mejor partido.


Ahora le toca a David Ferrer seguir los pasos de Rafa, que elimine al serbio Djokovic y hacernos soñar con una final española.

Nadal y Ferrer en cuartos del Open de Australia

Rafa Nadal y David Ferrer son las dos bazas que nos quedan en cuartos de final en el Open de Australia.

Me impresiona el estado de forma en el que está David, tanto mental como físicamente.
El ritmo al que ha jugado hoy contra Ferrero ha sido sorprendente. Comete poquísimos errores, su derecha es espectacular y juega increíble a la contra, llegando a todas las bolas y casi siempre bien puesto detrás de la pelota para golpear. Juan Carlos estaba jugando muy bien, casi como en sus mejores tiempos, pero contra Ferrer no veía huecos por donde atacarle, la pelota siempre volvía y acababa fallando.

El sistema de juego de los dos es parecido. Intentan jugar con mucho ritmo desde el fondo de la pista, buscando dominar con su derecha. Pero hay una diferencia que ha decantado el partido a favor de David y es que en posiciones defensivas, es mejor que Ferrero, gracias a sus piernas y la mentalidad y confianza que tiene en estos momentos de su carrera deportiva.
Lo que está claro que el de Jávea está jugando a nivel de top 5 del mundo, lo está demostrando, creo que tiene "hambre" de ganar un grande y consagrarse así como un "crack" del tenis.


Rafa Nadal tuvo más sencillo su pase a los cuartos por la retirada de Mathieu. El francés estaba ya "tocado", antes de saltar a la pista. Se retiró con un set y tres a cero a favor de Nadal, sabiendo que aunque hubiera acabado el partido, no podía ganarle nunca, estando sólo a un 50% de sus posibilidades físicas. No creo que tenga una lesión grave, sino que la exigencia de partidos anteriores hicieron que tuviera una gran contractura en su gemelo. Hizo bien en retirarse, para evitar una rotura fibrilar en su músculo.

Aún así, el manacorí, está jugando a un gran nivel y llega en un estado físico perfecto para afrontar las rondas finales del Open. No ha tenido que estar mucho tiempo en la pista para ganar sus partidos hasta cuartos y eso es fundamental en un Grand Slam.
Rafa es favorito ante Nieminen para pasar a semis, si mantiene su garra y mentalidad a la que nos tiene acostumbrados.